Salud somos todos: articulación público-privada

El reto de lograr que la población peruana acceda de manera oportuna a medicamentos seguros y eficaces, involucra un trabajo conjunto entre las autoridades, las empresas privadas y la sociedad civil (DIARIO GESTIÓN 5/02/21).

Por Carla Sifuentes

Directora de ANACAB

 

El reto de lograr que la población peruana acceda de manera oportuna a medicamentos seguros y eficaces, más aún en la actual pandemia, involucra un trabajo conjunto entre las autoridades, las empresas privadas y la sociedad civil. En el caso del sector privado, que es el que nos concierne, ha habido ya algunos casos de colaboración público-privada que han tenido éxito.

Durante la pandemia, por ejemplo, Essalud, junto a ANACAB y la empresa de logística Salog, ha venido ejecutando el programa Farmacia Vecina, a través del cual los pacientes crónicos de dicho sistema de salud pueden recoger sus tratamientos en la farmacia más cercana a sus hogares.

En lo que refiere a la gestión de hospitales públicos, destacan las asociaciones público-privadas (APP) que se conformaron para la construcción y gestión de los complejos hospitalarios Alberto Barton (Callao) y Guillermo Kaelin (Villa María del Triunfo), suscritas entre Essalud e IBT Group; y también la que firmaron el MINSA y la Empresa Gestora Peruana de Hospitales para la gestión de los servicios no asistenciales del Hospital del Niño.

El primer convenio logró que los citados complejos hospitalarios en cinco años hayan atendido 12 millones de consultas externas, tres millones de emergencias y 98 mil intervenciones quirúrgicas. El aporte de IBT Group se dio principalmente en la dotación de tecnología en la gestión. En el caso del Hospital del Niño, la APP, firmada en 2014, le ha permitido ahorrar 17 millones de soles anuales.
No obstante, los retos del sector salud son grandes y no pocos. Existe una gran oportunidad en la mejora en la gestión de los recursos, tanto humanos como financieros y de procesos; y todos estos deben asumirse teniendo siempre a los pacientes o usuarios al centro.

Para esa tarea, el sector privado – así como las organizaciones de la sociedad civil – tiene conocimientos, competencias y capacidades, a partir de experiencias locales y en el extranjero, que pueden ser relevantes a la hora de diseñar e implementar políticas públicas que beneficien a la población.
En ese sentido, saludamos la apertura que está teniendo el actual Gobierno con el sector privado para atender la pandemia. Y esperamos que esta relación se profundice, pues solo trabajando juntos y sumando esfuerzos y capacidades, estaremos en mejores en condiciones para llevar más a salud a los peruanos.

«Durante la pandemia, por ejemplo, Essalud, junto a ANACAB y la empresa de logística Salog, ha venido ejecutando el programa Farmacia Vecina, a través del cual los pacientes crónicos de dicho sistema de salud pueden recoger sus tratamientos en la farmacia más cercana a sus hogares».

Deja una respuesta

© 2020 ANACAB Todos lo derechos Reservados